Bienvenido al Eterno Renacer: La Revolución Interior

Desde que el Universo es Universo la energía y la matería
vienen bailando el eterno ciclo de la vida-muerte-vida. Hubo un
tiempo en que la humanidad se sentía parte de este ciclo y vivía en
comunión con él celebrando la vida y honrando la muerte, aceptando
todo ello como parte del Gran Misterio. Hasta que un buen día, por
razones que todavía desconocemos (aunque bien nos podemos hacer una
pequeña idea de cuales son) la humanidad se separó de la naturaleza
creyendo que estaba por encima de ella y que, tarde o temprano,
lograría dominarla por completo. Así, el tiempo pasó a ser lineal y
el objetivo de la humanidad se convirtió en progresar, crecer y
dominar todo lo que tenía a su alrededor, sin pensar en las
consecuencias. Entonces el hombre empezó a domesticar primero a los
animales, luego a las mujeres y después todo lo que encontraba a su
paso, subyugándolo a través de la violencia e imponiendo la
dictadura del progreso en el planeta Tierra. De esta manera
aparecieron las guerras entre los pueblos para obtener más
territorio y riquezas; la esclavitud de unos sobre otros y la
explotación de la materia prima en todos sus aspectos. Todo esto se
fue desarrollando con el tiempo, y mientras el hombre creía que
avanzaba y lograba vencer a la vida a través de la tecnología, la
Tierra iba perdiendo energía y vitalidad atacada por el virus de la
humanidad. Hoy en día empezamos a ver las consecuencias de todo
ello en el calentamiento global, los agujeros de la capa de ozono,
la extinción de las especies, el cáncer, las adicciones… Y como
no, en la enorme crisis mundial, que aunque muchos piensen que tan
solo es económica, claramente necesita de una revaloración de las
prioridades, la moral y los valores de lo que significa ser humano
y vivir en sociedad en este planeta. Está claro que los problemas
derivados de las ansias de poder de algunos hace tiempo que otros
intentan remediarlo, no hace falta más que mirar atrás en la
historia y ver la cantidad de revoluciones que se han dado a lo
largo de la sucesión de todos los imperios. Pero aunque hemos
logrado cambiar muchas cosas del exterior la gente continúa
teniendo las mismas preocupaciones, las mismas alegrías y las
mismas tristezas. Así que creo que es el momento de empezar la
revolución interior. Es el momento de recuperar nuestra esencia
como animales pertenecientes a la naturaleza y como seres
espirituales capaces de vivir en armonía con nosotros mismos, con
los demás y con todo el universo. Por suerte la Vida ha seguido
siendo como es, a pesar nuestro, y los ciclos se siguen sucediendo
como es natural. Después de años de materialismo puro, de
desarrollo desaforado y de buscar a fuera todo lo que
necesitábamos, la propia Vida nos lleva de nuevo hacia adentro. Y
si estamos atentos a sus señales podemos aprovechar este momento de
“crisis” como un nuevo renacer. Aquí es donde entra este proyecto.
El Eterno Renacer surge como necesidad de abrir un espacio en el
que aquellos que han sentido la llamada de la Vida puedan empezar
ese viaje interior para redescubrir su esencia, liberarse y renacer
en el día a día. No hace falta ser un iluminado para darse cuenta
de lo que precisamos todos hoy en día. Simplemente con parar un
instante y ver lo que ocurre dentro y fuera, desde la distancia,
nos daremos cuenta de que todos estamos aquí para lo mismo y que en
el fondo todos deseamos Amor, Paz y Armonía. El Eterno Renacer es
el lugar donde econtrar todo esto y donde poder recargar baterías
para esparcirlo allá por donde pasemos, regenerando nuestro ser,
nuestro espacio vital, y por ende el de los demás. Un espacio de
comunicación e intercambio, de eterno fluir de movimiento e ideas
donde poder expresar, en la manera en que cada uno lo necesita,
todas las emociones, sensaciones y pensamientos que la vida nos
envía a cada momento. Sabemos que uno no basta para cambiar el
mundo entero, pero si cada individuo se preocupa de mejorarse a sí
mismo, sin duda esto influirá a su entorno más inmediato, iniciando
una reacción en cadena a la espera de llegar a la milagrosa cifra
de la masa crítica, con la que finalmente el cambio se podrá dar a
nivel mundial casi sin esfuerzo y sobretodo sin necesidad de
guerras, lucha ni sufrimientos absurdos. El Eterno Renacer es un
espacio sin espacio, en desarrollo constante. El Eterno Renacer
está en el interior de cada uno y podemos acceder a él a través de
infinitas técnicas como el Yoga, la Danza, la Pintura… o
cualquier actividad que te permita conectarte con tu esencia. Yo,
por el momento, he encontrado este espacio a través de Kundalini
Yoga y de la Danza Oriental, pero soy consciente de que no hay una
sola manera, aunque sí una única verdad, y estoy abierta a todo
aquello que venga desde el corazón. Por ahora, mi manera de
incrementar este espacio es impartiendo  clases de Kundalini
Yoga. Espero algún día ampliar este espacio a otras disciplinas, y
si el Universo lo necesita, instaurar un lugar físico donde se den
lugar todas estas actividades. Por el momento aprovecho las
posibilidades de la red virtual para llegar allí donde me quieran
recibir. El trabajo es grande, pero lo acepto desde la humildad, el
respeto, el entendimiento y el amor. Gracias por escuchar. Sat Nam

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s