Tantra Yoga Blanco Madrid 2012, ¡una experiencia maravillosa!

Sat Nam,

Recién llego del viaje a Madrid, donde ayer Sábado 24 de marzo tuvo lugar el Tantra Yoga Blanco de este año.

Para aquellos que no lo conocen, os haré un breve resumen del texto explicativo que se puede encontrar completo en el “Manual para el primer nivel de la capacitación internacional de maestros por KRY”:

El Tantra Yoga Blanco es una parte integral de la experiencia de Kundalini Yoga, diferente a otras meditaciones de Kundalini Yoga. Se hace en parejas, como una meditación grupal. Te sientas frente a tu compañero y sigues las instrucciones para la meditación dada en el vídeo por el Mahan Tántrico, Yogi Bhajan. Cada curso es facilitado en persona por un representante del Mahán Tántrico. Cada curso consiste entre seis y ocho Kriyas cada día. Un Kriya es una meditación que incorpora una postura de yoga (asana) o una posición de las manos (mudra), un enfoque mental y/o un mantra. 

(…)El Tantra Yoga blanco trabaja con la energía diagonal “Z” que fortalece a los participantes. Esta energía, cuando es dirigida por el Mahán Tántrico, corta a través de los bloqueos que están atascados en la mente subconsciente. Con el uso de la energía diagonal “Z”, el Mahán Tántrico, Yogi Bhajan, conecta su cuerpo sutil con los cuerpos sutiles de los participantes por medio del facilitador del curso.

“La belleza del Tantra Yoga Blanco es que es sutil, es elevadora y funciona para darte la maestría de la vida”. -Yogi Bhajan.

Se ve potente y complicado, ¿no? Pues os relataré mi experiencia personal de este fin de semana para ver si con ello lográis entenderlo un poco más y quizás así plantar una semilla que algún día os lleve a vosotros a practicarlo.El de ayer fue mi primer Tantra. Sí, a pesar de que empecé a practicar Kundalini Yoga hace unos cinco años y de que ya realicé mi formación por allá el año 2008, aún no se habían dado las condiciones necesarias para que p
udiera asistir a ningún Tantra Yoga blanco hasta este año.

Lo primero que quiero decir es que al principio estaba muy asustada y con mucho miedo por varias razones. La primera por la fama de duro que tiene. Toda la gente con la que había hablado que habían asistido a algún Tantra me hablaban de kriyas y meditaciones largas (normalmente duran 31, 62 o incluso 93 minutos!!) y de que te confrontaba enormemente con todos tus miedos, tus paranoias y esa basura que se va acumulando a lo largo de los años en el subconsciente. Algo que dicen del Tantra Yoga Blanco es que limpia

tu subconsciente por 40 días y que un curso de Tantra Yoga Blanco equivale a 11 años de yoga y meditación!! Así que esto no puede ser ninguna broma!!

Otra de las razones por las que estaba un poco inquieta es que iba sin pareja y totalmente sola. No conocía a nadie que fuera al Tantra. Y creo que es muy importante la pareja con la que hagas el Tantra dado que se supone que te hace de espejo, y además puede o bien ayudarte a sostenerte o bien volverse en tu contra ( aunque siempre hay que ser conscientes de que es un espejo, y que el que te baja en realidad eres tu mismo, claro).

Por suerte la tarde anterior al curso, la organización preparó un encuentro para hacer una presentación de como iba a ser el curso, junto con un taller de Shakti Dance y un concierto de mantras. Asistir al pre-Tantra fue lo mejor que pude hacer porque me quitó muchos de los miedos que tenía. Primeramente porque resultó que la mayoría de gente que iba a hacer el Tantra eran primerizos como yo, y luego porque se hicieron varias actividades en grupo, lo cual me ayudo a entrar ya en la energía grupal y a confirmar que la gente que allí nos reuníamos íbamos con buenas intenciones y el corazón abierto. Además el taller de Shakti Dance y el concierto fueron lindísimos y me ayudarón a descargar mucha de la tensión que traía conmigo. Eso sí, durante esa tarde aún no fui capaz de encontrar a mi pareja.

Así que llegó el sábado y yo feliz , contenta y nerviosa, claro, me dirijo toda vestida de blanco, radiante con mi turbante improvisado, al hotel donde se iba a realizar el curso. Llego allí y lo primero que percibo es que había mucha más gente que la tarde anterior, y de momento una gran mayoría de mujeres. Eso significaba que quizás al final tendría que hacer el Tantra con otra mujer, en lugar de un hombre. Esto no es nada malo, ni peor, se puede trabajar lo mismo, pero tratándose de una meditación que trabaja le energía masculina y femenina pues es lógico preferir que la pareja sea del sexo opuesto, ¿verdad?

Total que llego a la sala, instalo mi esterilla, mi cojín y el botellín de agua y me dispongo a esperar a que llegue el afortunado que comparta el Tantra conmigo. Entonces uno de los monitores anuncia por el micrófono que todos aquellos que no tienen pareja se dirijan a un lugar concreto de la sala. El corazón me va a mil y una sonrisa nerviosa dibuja mi rostro. Hago una inhalación profunda y procuro calmarme, pero mi cuerpo se me adelanta y  se dirige corriendo a la esquina indicada. Y como no, la mayoría de la gente desemparejada éramos mujeres. Bueno, el monitor que estaba allí nos dice que nos aclaremos entre nosotr@s o si no él nos emparejará según su criterio. Algunas chicas deciden emparejarse entre ellas, y de los pocos chicos que quedan, ninguno me da buen “feeling” (con esto no quiero decir que no fueran buenas personas, ni nada por el estilo, simplemente no encajábamos, o el Universo no lo había dispuesto así). En este punto quedamos otra chica, un chico con el que no me apetece emparejarme (aunque repito que no tengo nada en contra de él) y yo. La otra chica y yo parece que congeniamos un poco y decidimos que si en un rato no aparece ningún otro chico, haríamos el curso juntas. Pero por suerte a los pocos minutos aparece un chico que me da buena onda y se acerca hasta nosotras para ver si teníamos pareja o no. La otra chica y yo nos miramos y dejamos que él elija, ya que está en minoría, y por fin me elije a mí. Yuhu! Ya tengo pareja para el Tantra! Su nombre espiritual es Guru Inder Singh y es de Granada. A medida que hablábamos nos dábamos cuenta de coincidencias y aspectos en común que me ayudaron a estar cada vez más tranquila y confiada en que había encontrado a la pareja perfecta para mi primer Tantra Yoga Blanco.

Llegó la facilitadora de México, una mujer radiante y resplandeciente con un sentido del humor maravilloso y una bondad que se siente a quilómetros de distancia, con sus palabras inspiradoras y sus chistes espirituales nos ayuda a relajarnos y a concentrarnos para iniciar  el Tantra. scriptible de Paz, Amor y Armonía.

Durante las kriyas tuve momentos de todo tipo, pero yo siempre soltaba, soltaba y soltaba cada pensamiento, cada sensación y cada emoción para que fuera limpiado por la energía del grupo y del Mahán Tántrico. Los mejores momentos fueron los ataques de risa que nos daban de vez en cuando durante las meditaciones, una risa incontenible y contagiosa pero que se veía que era el resultado de la limpieza que se estaba efectuando. En el rostro de mi pareja también se iban reflejando todos estos estados, y debo decir que me ayudó mucho tenerlo enfrente en todo momento. Es increíble como se puede conectar tan profundo con una persona con la que no conoces de nada en absoluto. Y quiero aclarar que no es para nada un acercamiento ni conocimiento del tipo sensual o sexual, no. Es algo que está muy por encima de eso y que me dio mucha tranquilidad y confianza en todo momento. Gracias Guru Inder por tu compañía, tu confianza y tu energía. Me has sido de gran ayuda en este primer Tantra de mi vida.

También aparecieron otras personas que con pocas palabras y miradas me ayudaron más de lo que se puedan imaginar. Entre ellos Vinit (creo que se llama y se escribe así) un ser especial llegado de la India que me recordó toda la fuerza y el poder que llevo dentro. Gracias Vinit por tus palabras y tu amabilidad.

Y al resto de personas que estuvieron allí, aunque no los conocí también les tengo que agradecer el haber compartido este fantástico día, y les llevaré siempre en el corazón. Y por supuesto a la organización del evento, realizada por miembros de la AEKY, su trabajo y dedicación dieron lugar a una experiencia muy hermosa, no tengo ningún tipo de queja respecto a su trabajo, todo lo contrario lo encontré todo perfecto.Debo decir que he tenido mucha suerte en todos los aspectos, encontré a la pareja ideal, las kriyas fueron muy fáciles y conseguí aguantar todos los minutos de todas las meditaciones como nunca antes lo había conseguido. Fue un día maravilloso, rodeada de gente maravillosa y con una energía lindísima.

Ahora toca seguir con el día a día y cumplir el compromiso de la cuarentena que nos dejó Yogi Bhajan como deberes. De momento os puedo decir que me siento mucho más ligera en todos los aspectos, físico y mental. Pensad que para volver a Barcelona he viajado 7 horas en autobús, y nunca en mi vida me había sentido tan tranquila y descansada después de un viaje tan largo. He logrado estar concentrada durante casi todo el trayecto estudiando y releyendo los apuntes de la formación (siempre hay algo nuevo que descubrir entre las enseñanzas de Yogi Bhajan). Y me siento fuerte y capaz de encarar la semana que entra con toda le energía, la disciplina y la determinación necesarias para cumplir con todas mis responsabilidades y tareas. Por no hablar de la paz mental, es lo que me resulta más difícil de explicar, es una sensación muy grata de tranquilidad, como si hasta ayer hubiera habido una radio sonando de fondo, de esos ruidos molestos que siempre están allí pero que no te das cuenta que estaban hasta que paran. Así es como siento que está mi mente ahora, con el ruido de fondo apagado y una claridad que nunca antes había experimentado. Y no se trata de algo sobrenatural ni de luces extrañas ni nada por el estilo. Todo lo contrario, es como si te hubieran limpiado el cristal a través del cual miras la realidad, y todo se vuelve claro y transparente…

Ya me despido, hasta la próxima entrada. Espero que el relato de mi experiencia te haya gustado y que te pueda inspirar algún día a realizar un Tantra Yoga Blanco. Realmente es algo que os recomiendo de corazón. Merece mucho la pena, pero no lo sabrás hasta que no vivas la experiencia por ti mismo.
Aquí podéis encontrar más información sobre el Tantra Yoga Blanco:

http://tantrayb.aeky.es/esp_folleto.php

http://www.whitetantricyoga.com/?q=taxonomy/term/20

Gracias por leerme y por atenderme.

Que el Eterno Sol te ilumine, el Amor te rodee y la Luz Pura Interior guíe tu camino.

Sat Nam

Anuncios

3 thoughts on “Tantra Yoga Blanco Madrid 2012, ¡una experiencia maravillosa!

  1. Gracias Sat Sansar! Este sabado es mi primer tantra y he releído este post y ahora estoy vibrando de emoción por todo lo que implica…Nos vemos allí en el Tantra 2015!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s