-963 días – Perfecta Imperfección-

Sat Nam Uni-verso,

El otro día en la formación me hizo gracia el darme cuenta de este juego que se puede hacer con la palabra Universo. Uni-verso, un verso, una palabra, tal como se describe en tantas escrituras sagradas de la humanidad, la creación surgió de la vibración, de la palabra y el aliento del Creador…

“Filobobadas filosfosicas” a parte, hoy el loto me ha dado un revés importante… Patadon en el ego con todas las de la ley y bajada inmediata a los reinos de la oscuridad.

Después de 2 días de hacer la postura en medio loto, yo toda contenta y orgullosa, hoy he tenido que volver a postura fácil y además he reducido el tiempo a la mitad. Al principio me he sentido frustrada y fracasada, pero en seguida me he dado cuenta de que estas emociones vienen de mi ego que quiere ser siempre perfecto y hacerlo todo bien. Cuando he empezado a sentir dolor en las lumbares, un dolor que ya me ha acompañado durante el día, he querido hacerme la fuerte y la valiente y aguantar en la postura. Pero poco a poco me he dado cuenta de que no era el dolor típico de cuando estas atravesando un momento de dificultad en la meditación, si no que era un dolor físico de verdad. Ahí ha empezado el dilema de sí continuar y aguantar, o bien dejarlo y respetar a mi cuerpo. Obviamente he optado por la segunda opción por varias razones.

La primera es Ahimsa, uno de los preceptos de las 8 ramas del yoga según Patanjali. Ahimsa significa no-violencia, y los yoguis y yoguinis de hoy en día entendemos que esta no-violencia empieza por uno mismo. Una cosa es el “sufrimiento” causado por el propio proceso de sanacion, y la otra es el dolor que puede revelar una posible lesión. Además yo soy la primera que repito constantemente a los alumnos que respeten los límites de su cuerpo y no se hagan daño, y que mal ejemplo sería si ahora yo me lesionara durante la práctica solo para quedar como una campeona?!

No, no, los tiempos de intentar demostrar y campeonar ya terminaron para mi. Hoy el aprendizaje ha sido que no tiene ningún sentido querer ser perfecta en todo. Ya desde que empecé esta práctica me está sirviendo para volverme más humilde, ya que como dije un día en Facebook, esta es una de las pocas posturas de yoga que no alcanzo a hacer, y empecé la práctica con una parte de orgullo de tener que lograrlo sí o si. Hace unos días que me di cuenta de que eso no me llevaba a ningún lugar, y he empezado a trabajarme la aceptación de que quizás nunca logre hacer el loto atado completamente.

Así que me he rendido a mis limitaciones y he salido de la postura cuando quedaban pocos segundos para llegar a los 15 minutos y ahora se que era la mejor decisión, porque aún siento el dolor en las lumbares y parece que lo que más necesito en este momento es descanso.

Así que aquí me quedo, en la cama lista para dormir, tranquila de haber escuchado las necesidades de mi cuerpo y por saber que mañana será otro día y que todo este siempre en perfecto orden divino.

Gracias por Ser Perfectamente Imperfectos!

Que el Eterno Sol te ilumine, el Amor te rodee y la luz pura interior guíe tu camino
Sat Nam

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s