-961 días de Loto Atado – Lidiando con la mente mono-

Sat Nam queridos seres de luz,

Gracias por un día más en este planeta, experimentando el regalo de ser humana!

Dicen los maestros yoguis que la mente es un regalo del Creador dado al alma en el momento de encarnarse para que ésta pueda volver al hogar. El problema es que cuando nacemos en este mundo se nos olvida nuestra verdadera identidad y poco a poco empezamos a creer que somos nuestra mente, de manera que ella toma el control. Las técnicas de yoga y meditación nos permiten aquietar esta mente para poder ver más allá de ella y así conectar con nuestro MacroSer Infinito, en el estado de Shunia.

Pero hay días que por mucho que se medite, la mente mono no para de saltar de pensamiento en pensamiento como la mona chita salta de liana en liana en la jungla mental. Y hoy ha sido para mi un día de estos.

De todos modos, llega un punto, sobretodo en esta postura del loto atado, en que esta mente mono no tiene más escapatoria, y me doy cuenta que el “dolor” es uno de los anclajes más fuertes para la mente. Sí, en los momentos en que empiezo a estar incomoda en la postura es cuando mi mente se vuelve presente, y entonces me veo obligada a respirar y a bucear más profundo en mi interior para poder soltar estas molestias.

A lo largo de mi pequeña vida como humana también he ido descubriendo que en los momentos más difíciles ha sido cuando realmente he hecho grandes saltos hacia delante en cuanto a madurez y aprendizaje. Es una pena que en esta sociedad actual se valore tan poco el esfuerzo, ya que al final es lo que más nos hace crecer. También hay que entender que los conceptos de esfuerzo y sufrimiento están creados por la misma mente y ego que nos limitan, pero si podemos darle la vuelta a estos conceptos y lograr que en lugar de hundirnos nos den el empuje para volver a salir a flote, entonces significa que poco a poco empezamos a dominar a nuestra mente: volvemos a ponerla en el lugar que le corresponde, devolviéndole al alma la soberanía y dejando que la mente sirva al propósito de nuestra verdadera identidad.

Tal y como decía Yogi Bhajan:

” A pesar de tu historia de abusos o amabilidades, oportunidades o desafíos, esta dentro de ti el dirigir tu mente. Tú puedes ser un santo, puedes ser un humano o puedes ser un demonio.”

Hoy estoy agradecida por todas las barreras que la vida me ha ido imponiendo, porque son las que me han dado la motivación para aprender, crecer y superar mis propios límites.

El eterno sol te ilumina, el amor te rodea y la luz pura interior guía tu camino.

Sat Nam

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s