-868 días de Loto Atado -Compasión y el efecto mariposa-

Sat Nam seres de luz,

Te has dado cuenta alguna vez de como tus palabras, gestos, miradas pueden cambiar el día de una persona y, de rebote, el de toda la ciudad/país/planeta? El otro día me di cuenta, después de que una dependienta me contestara mal, que si yo me hubiera quedado con el mal rollo que esa chica me pasó con sus palabras antipáticas, luego seguramente lo hubiera transmitido yo a alguien con alguna contestación fea y esa persona a otra y así ad eternum.

Sé que en verdad ya sabes esto, pero pocos intentan actuar y hablar con conciencia y pensando en las consecuencias de lo que hacemos o decimos. Yo misma, muchas veces estoy de mal humor por cualquier chorrada y sin querer me veo hablándole mal a mi madre ( generalmente los que se llevan la peor parte son nuestros seres más queridos). Y hoy pienso, como me puedo quejar de como me trata mi madre, o cualquiera si yo luego actúo de la misma forma?

Es como cuando era más pequeña. De niña era la típica que sentía compasión por aquellos niños y niñas a los que les fastidiaban todo el día insultándolos o haciéndoles malas jugadas. Yo dolí a hacerme amiga de esas almas porque no podía soportar ver su dolor y la injusticia hacia ellos. Pero cuando llegué a la adolescencia, urgió en mi la necesidad de integrarme en un grupo más grande, y de repente me vi en el otro lado, actuando de forma desagradable contra los desfavorecidos. Muchas veces mientras estaba colaborando en alguna de esas gamberras, realmente me sentía fatal por dentro porque sabía que le estaba causando daño a alguien, pero la necesidad de aprobación de los “populares” me venció y acabé traicionando por completo mis propios valores. Fue en esa época cuando empecé a consumir, por cierto… Y después yo también era “víctima” de ese mismo grupo de “amig@s”, de hecho allí todo el mundo se metía con todo el mundo, a ver quien era el más gallito… Durante años me sentí mal internamente por todo lo que había hecho y lo que me habían hecho, de tal forma que hace más de 6 años que no he querido volver a ver a esos compañeros de la escuela.

Pero hoy, durante la meditación me he dado cuenta que en verdad ellos estaban tan mal como yo… que todo lo que hacían también era un método de supervivencia, que lo único que buscaban era la aprobación de los demás y sentirse parte de algo… Y seguramente era así por que es lo que aprendimos en nuestras casas, o en las películas, o vete a saber donde. El caso es que todos éramos víctimas-verdugos-salvadores, y yo ya estoy harta de ese triángulo infernal!

Quiero soltar ya esos viejos patrones que me quitan poder, y hacerme responsable de mi propia felicidad, coherencia e integridad.

Guru Ram Das, ayúdame a mantenerme en el centro, en mi mente neutral, en mi chakra anahata para actuar desde el amor incondicional, la compasión y el servicio hacia Todo y hacia todos ( incluida yo misma, claro!)

Que el Eterno Sol te Ilumine, el Amor te rodee y la Luz Pura Interior guíe tu camino

Sat Nam

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s